CAMPAÑA: Riesgos del amianto en los centros escolares de Málaga

La Plataforma Málaga Amianto Cero ha lanzado una campaña informativa a todos los centros escolares de Málaga advirtiéndoles de la necesidad de que hagan un censo del amianto instalado en sus dependencias, a efectos de llevar a cabo un desamiantado seguro, por la salud de los niños y niñas.

1410546237_553470_1410547361_noticia_normal
Voluntarios en Valencia donde acaban de empezar una campaña desde los propios colegios.

Esta es la carta enviada a Colegios y a padres así como la Guía básica del Amianto confeccionada por Málaga Amianto Cero:

LOGO_MAC_01

Málaga, 9 de octubre de 2014

Asunto: Riesgos del amianto en los centros escolares

Estimados directores y equipos directivos de Colegios e Institutos:

Nos dirigimos a vosotros desde la plataforma Málaga Amianto Cero para alertaros de los riesgos a los que se exponen vuestros alumnos, el claustro de profesores y el personal de administración y servicios por la presencia de fibras de amianto (Uralita) en los centros educativos. También nos gustaría proponeros unas acciones sencillas para hacer desaparecer esos riesgos.

El amianto es un producto cancerígeno clasificado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, como del tipo I; lo que implica que no hay dosis pequeñas y que cualquier persona que haya sufrido una pequeña exposición puede sufrir, incluso después de un periodo de hasta 50 años de incubación, alguna de las graves enfermedades relacionadas directamente con la exposición al amianto: cáncer de varios tipos, asbestosis y mesotelioma.

El amianto, en sus diversas fórmulas o marcas comerciales (Uralita, fibrocemento, etc.) ha sido un material muy común en la construcción y en otras 3.000 aplicaciones de lo más diverso. En la actualidad, aunque desde hace años es un material prohibido en nuestro país, siguen existiendo cerca de tres millones de tm de material con amianto, sobre todo en edificios construidos antes de 2003, fecha en la que se produce la prohibición efectiva de su uso. (BOE núm. 299, Viernes 14 diciembre 2001)

A día de hoy, muchos de edificios escolares (los construidos antes del año 2000) pueden tener depósitos, bajantes, mamparas, tejados ondulados… fabricados con este material y que suponen una amenaza latente para los trabajadores, para los alumnos y para los vecinos de barriadas próximas.

En principio, los productos fabricados con amianto son inertes mientras se mantengan en buenas condiciones de conservación, pero son susceptibles de generar un riesgo muy elevado en caso de deterioro del material por efecto del desgaste propio de su uso que está cifrado en no más de 40 años, por causa de suceso imprevisto (incendio del cine Andalucía) y, sobre, todo por una manipulación de los mismos sin atenerse a estrictas medidas de seguridad.

En marzo de 2013, el Parlamento Europeo aprobó una proposición para erradicar el amianto antes del año 2028 http://www.efbww.org/pdfs/Resolution%20ES.pdf. La resolución se aprobó por una amplísima mayoría (558 votos a favor frente a 51 en contra) y reclama la puesta en marcha de una estrategia común y coordinada a escala europea para la erradicación del amianto. Esta estrategia debería incluir –según lo aprobado en el Europarlamento- la elaboración de un registro de edificios públicos contaminados por amianto y una hoja de ruta encaminada a su erradicación con especial urgencia en centros escolares y sanitarios, por la especial vulnerabilidad de sus usuarios, y sobre todo en aquellos edificios construidos antes de 1990, puesto que o han cumplido o están a punto de cumplir el plazo de vida inerte de los materiales. El acuerdo concluye además con la necesidad de establecer una solución para el tratamiento de los residuos y una campaña de información entre los ciudadanos para que estén mejor informados de los riesgos que conlleva la presencia de amianto en sus propios domicilios o en los lugares de uso común de poblaciones especialmente sensibles (centros educativos y sanitarios).

825498

Hasta aquí, una breve exposición de los riesgos del amianto en general y de su presencia en los centros educativos, en particular. Como el riesgo del amianto en los centros educativos afecta tanto a los niños y jóvenes que cursan estudios como a los profesores que imparten las enseñanzas y al Personal de Administración y Servicios que trabaja en los centros e, incluso a los vecinos de las calles próximas; hemos remitido unas cartas similares a esta dirigidas a los padres y madres de alumnos y a los trabajadores afiliados a los sindicatos y asociaciones que colaboran con la Plataforma Amianto Cero.

En Málaga, el IES Politécnico Jesús Marín ya realizó el verano de 2012 el trabajo de desamiantado seguro del centro por la acción coordinada del alumnado, padres, madres, trabajadores y dirección del centro http://www.revistaelobservador.com/opinion/29-lecturas-impertinentes/8047-i-e-s-politecnico-jesus-marin-un-caso-de-desamiantado-seguro-y-oportuno. El año pasado fueron noticia el municipio de Calviá, en la Comunidad Valenciana, porque ha conseguido importantes avances en la erradicación de los riesgos derivados del amianto en cinco centros educativos http://www.victimadelamianto.com/calvia-destina-80-000-euros-sustituir-los-techos-de-uralita-de-cinco-colegios/.

Si queréis más información podéis visitar nuestra página de Facebook: https://www.facebook.com/malagaamiantocero en la que podéis encontrar diverso material que os puede ser de utilidad (os recomendamos el manual básico del amianto que hemos elaborado para este fin)

Siguiendo estos modelos de acción coordinada os proponemos las siguientes medidas para adoptar con urgencia con el objetivo de que las obras se puedan realizar sin peligro durante el próximo verano:

1º Reunir datos sobre la fecha de construcción del centro y realizar una inspección para determinar la presencia de materiales peligrosos.

2º En el caso de que se detecte la presencia de materiales construidos con amianto en el centro, incluir un punto en el orden del día del primer Consejo Escolar del centro para aprobar un documento en el que se denuncie la situación y se exija a la Consejería de Educación y al Ayuntamiento la retirada de los materiales peligrosos (os rogaríamos que nos informarais del resultado del Consejo para poder hacer un seguimiento del caso).

3º Si pasado un mes desde la remisión del escrito no hay respuesta de la administración o si esta no fuera satisfactoria comenzar la campaña de movilización (en las puertas de los centros educativos) y denuncia ante la Consejería de Salud, el Defensor del Pueblo y la Inspección de trabajo (presentadas por particulares, claustros, sindicatos y nuestra misma Plataforma).

La Plataforma Málaga Amianto Cero se ofrece para facilitar toda clase de información que puedan necesitar a la hora de tomar las decisiones más oportunas para enfrentar este grave problema. Sin más, os mandamos un saludo afectuoso y os deseamos acierto en las decisiones para salvaguardar la salud de vuestros alumnos y de todos los trabajadores que realizan su función en el centro que tenéis la responsabilidad de dirigir.

Paco Tfno: 636 876 351

Málaga, 9 de octubre de 2014

Asunto: Riesgos del amianto en los centros escolares

Estimados directores y equipos directivos de Colegios e Institutos:

Nos dirigimos a vosotros desde la plataforma Málaga Amianto Cero para alertaros de los riesgos a los que se exponen vuestros alumnos, el claustro de profesores y el personal de administración y servicios por la presencia de fibras de amianto (Uralita) en los centros educativos. También nos gustaría proponeros unas acciones sencillas para hacer desaparecer esos riesgos.

El amianto es un producto cancerígeno clasificado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, como del tipo I; lo que implica que no hay dosis pequeñas y que cualquier persona que haya sufrido una pequeña exposición puede sufrir, incluso después de un periodo de hasta 50 años de incubación, alguna de las graves enfermedades relacionadas directamente con la exposición al amianto: cáncer de varios tipos, asbestosis y mesotelioma.

El amianto, en sus diversas fórmulas o marcas comerciales (Uralita, fibrocemento, etc.) ha sido un material muy común en la construcción y en otras 3.000 aplicaciones de lo más diverso. En la actualidad, aunque desde hace años es un material prohibido en nuestro país, siguen existiendo cerca de tres millones de tm de material con amianto, sobre todo en edificios construidos antes de 2003, fecha en la que se produce la prohibición efectiva de su uso. (BOE núm. 299, Viernes 14 diciembre 2001)

A día de hoy, muchos de edificios escolares (los construidos antes del año 2000) pueden tener depósitos, bajantes, mamparas, tejados ondulados… fabricados con este material y que suponen una amenaza latente para los trabajadores, para los alumnos y para los vecinos de barriadas próximas.

En principio, los productos fabricados con amianto son inertes mientras se mantengan en buenas condiciones de conservación, pero son susceptibles de generar un riesgo muy elevado en caso de deterioro del material por efecto del desgaste propio de su uso que está cifrado en no más de 40 años, por causa de suceso imprevisto (incendio del cine Andalucía) y, sobre, todo por una manipulación de los mismos sin atenerse a estrictas medidas de seguridad.

En marzo de 2013, el Parlamento Europeo aprobó una proposición para erradicar el amianto antes del año 2028 http://www.efbww.org/pdfs/Resolution%20ES.pdf. La resolución se aprobó por una amplísima mayoría (558 votos a favor frente a 51 en contra) y reclama la puesta en marcha de una estrategia común y coordinada a escala europea para la erradicación del amianto. Esta estrategia debería incluir –según lo aprobado en el Europarlamento- la elaboración de un registro de edificios públicos contaminados por amianto y una hoja de ruta encaminada a su erradicación con especial urgencia en centros escolares y sanitarios, por la especial vulnerabilidad de sus usuarios, y sobre todo en aquellos edificios construidos antes de 1990, puesto que o han cumplido o están a punto de cumplir el plazo de vida inerte de los materiales. El acuerdo concluye además con la necesidad de establecer una solución para el tratamiento de los residuos y una campaña de información entre los ciudadanos para que estén mejor informados de los riesgos que conlleva la presencia de amianto en sus propios domicilios o en los lugares de uso común de poblaciones especialmente sensibles (centros educativos y sanitarios).

Hasta aquí, una breve exposición de los riesgos del amianto en general y de su presencia en los centros educativos, en particular. Como el riesgo del amianto en los centros educativos afecta tanto a los niños y jóvenes que cursan estudios como a los profesores que imparten las enseñanzas y al Personal de Administración y Servicios que trabaja en los centros e, incluso a los vecinos de las calles próximas; hemos remitido unas cartas similares a esta dirigidas a los padres y madres de alumnos y a los trabajadores afiliados a los sindicatos y asociaciones que colaboran con la Plataforma Amianto Cero.

En Málaga, el IES Politécnico Jesús Marín ya realizó el verano de 2012 el trabajo de desamiantado seguro del centro por la acción coordinada del alumnado, padres, madres, trabajadores y dirección del centro http://www.revistaelobservador.com/opinion/29-lecturas-impertinentes/8047-i-e-s-politecnico-jesus-marin-un-caso-de-desamiantado-seguro-y-oportuno. El año pasado fueron noticia el municipio de Calviá, en la Comunidad Valenciana, porque ha conseguido importantes avances en la erradicación de los riesgos derivados del amianto en cinco centros educativos http://www.victimadelamianto.com/calvia-destina-80-000-euros-sustituir-los-techos-de-uralita-de-cinco-colegios/.

Si queréis más información podéis visitar nuestra página de Facebook: https://www.facebook.com/malagaamiantocero?ref=ts&fref=ts en la que podéis encontrar diverso material que os puede ser de utilidad (os recomendamos el manual básico del amianto que hemos elaborado para este fin)

Siguiendo estos modelos de acción coordinada os proponemos las siguientes medidas para adoptar con urgencia con el objetivo de que las obras se puedan realizar sin peligro durante el próximo verano:

1º Reunir datos sobre la fecha de construcción del centro y realizar una inspección para determinar la presencia de materiales peligrosos.

2º En el caso de que se detecte la presencia de materiales construidos con amianto en el centro, incluir un punto en el orden del día del primer Consejo Escolar del centro para aprobar un documento en el que se denuncie la situación y se exija a la Consejería de Educación y al Ayuntamiento la retirada de los materiales peligrosos (os rogaríamos que nos informarais del resultado del Consejo para poder hacer un seguimiento del caso).

3º Si pasado un mes desde la remisión del escrito no hay respuesta de la administración o si esta no fuera satisfactoria comenzar la campaña de movilización (en las puertas de los centros educativos) y denuncia ante la Consejería de Salud, el Defensor del Pueblo y la Inspección de trabajo (presentadas por particulares, claustros, sindicatos y nuestra misma Plataforma).

La Plataforma Málaga Amianto Cero se ofrece para facilitar toda clase de información que puedan necesitar a la hora de tomar las decisiones más oportunas para enfrentar este grave problema. Sin más, os mandamos un saludo afectuoso y os deseamos acierto en las decisiones para salvaguardar la salud de vuestros alumnos y de todos los trabajadores que realizan su función en el centro que tenéis la responsabilidad de dirigir.

Fdo: Plataforma Málaga Amianto Cero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s